Noticias

Ecovidrio y el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz presentan la campaña “Recicla vidrio para ellas” con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama

• Ecovidrio ha instalado 2 contenedores rosa en la Plaza Mayor, junto al parque Adolfo Suárez, y otros 2 en la Plaza del Maestro, frente a la Biblioteca Central. Una iniciativa que tiene como objetivo movilizar a los ciudadanos a reciclar envases de vidrio y contribuir así con una causa solidaria y luchar contra el cáncer de mama

• Desde hoy y durante las próximas semanas, 4 iglús de color rosa estarán ubicados en la Plaza Mayor junto al parque Adolfo Suárez y en la Plaza del Maestro frente a la Biblioteca Central. De esta manera, Ecovidrio transformará los envases de vidrio reciclados en los contenedores en una donación a la Fundación Sandra Ibarra de solidaridad frente al cáncer

• Según los últimos datos relativos a 2018, los torrejoneros reciclaron un total de 1.571.897 kilogramos de envases de vidrio, lo que supone que cada habitante recicló de media 12,1 kg. Respecto a la tasa de contenerización, Torrejón de Ardoz se sitúa con una media de 266 habitantes por contenedor, contando con un total de 487 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados

En colaboración con el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, pone en marcha por cuarto año consecutivo la campaña “Recicla vidrio por ellas”. De esta manera, Ecovidrio ha instalado 2 contenedores rosa en la Plaza Mayor, junto al parque Adolfo Suárez, y otros 2 en la Plaza del Maestro, frente a la Biblioteca Central. Una iniciativa que tiene como objetivo movilizar a los ciudadanos a reciclar envases de vidrio y contribuir así con una causa solidaria y luchar contra el cáncer de mama. El alcalde, Ignacio Vázquez, ha visitado esta mañana los 2 contenedores ubicados junto al parque Adolfo Suárez y la Plaza Mayor de la ciudad.

Torrejón de Ardoz, 17 de octubre de 2019. Desde hoy y durante las próximas semanas, 4 iglús de color rosa estarán ubicados en la Plaza Mayor junto al parque Adolfo Suárez y en la Plaza del Maestro frente a la Biblioteca Central. De esta manera, Ecovidrio transformará los envases de vidrio reciclados en los contenedores en una donación a la Fundación Sandra Ibarra de solidaridad frente al cáncer.

En esta ocasión, la campaña se ha extendido por más de 80 grandes ciudades de todo el territorio nacional como Madrid, Sevilla, Barcelona, Santander o Palma de Mallorca con el fin de sensibilizar a un mayor número de ciudadanos. Así pues, Ecovidrio ha instalado más de 340 contenedores rosas por toda España.  Además, Agatha Ruiz de la Prada ha diseñado un miniglú para la ocasión, cuyos beneficios por su venta irán destinados a la Fundación Sandra Ibarra.

Según los últimos datos relativos a 2018, los torrejoneros reciclaron un total de 1.571.897 kilogramos de envases de vidrio, lo que supone que cada habitante recicló de media 12,1 kg.  Respecto a la tasa de contenerización, Torrejón de Ardoz se sitúa con una media de 266 habitantes por contenedor, contando con un total de 487 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados. 

En las últimas dos décadas el sistema de Ecovidrio ha permitido el crecimiento exponencial de la tasa de reciclado pasando de un 31,3% en el año 2000 al 76,5%, según estima la entidad para el año 2018. 

El reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para contribuir al desarrollo sostenible, fomentar la transición hacia la economía circular y luchar contra el cambio climático. Además, el reciclaje de envases de vidrio es una actividad apoya el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente, redunda sobre los objetivos (11) Ciudades y comunidades sostenibles, (12) Producción y consumo responsables y (13) Acción por el clima.

Por otro lado, la Fundación Sandra Ibarra es una organización sin ánimo de lucro enfocada a la prevención, la investigación y la supervivencia del cáncer. En la actualidad, la Fundación está desarrollando la Escuela de Vida, la primera escuela de pacientes y supervivientes de cáncer, cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida y el bienestar de estas personas.