Noticias

Torrejón de Ardoz inaugura su monumento en forma de pebetero en homenaje a las víctimas del Covid-19

• Se trata de una iniciativa del alcalde torrejonero, Ignacio Vázquez, que ha sido apoyada por los tres grupos políticos con representación en el Consistorio: PP, PSOE y Podemos

• Está situado en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, como es el cruce de la avenida Constitución con la avenida Virgen de Loreto. El lema “Que vuestro recuerdo nunca se apague” está inscrito en una placa situado a los pies del monumento

• El monumento consiste en un pebetero con una pieza circular de mármol negro de dos metros de diámetro, de donde brota una llama que siempre se mantendrá encendida como homenaje a los fallecidos por la enfermedad

• “Nuestra ciudad tristemente ha sido uno de los epicentros de esta pandemia y muchos torrejoneros y torrejoneras nos hemos visto conmovidos por la pérdida de algún ser querido cercano, bien sea familiar, amigo o un conocido. Esta cercanía a la tragedia de esta enfermedad es lo que nos ha llevado a crear este monumento donde todo aquel que lo deseé puede rendir homenaje a las víctimas del Covid-19”, explicó el alcalde, Ignacio Vázquez

El alcalde, Ignacio Vázquez, con los tres portavoces de los grupos con representación en el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz: PP, José Luis Navarro, PSOE, Javier Castillo, y Podemos, Olga Jiménez, junto a los tenientes de alcalde, Valeriano Díaz y Alejandro Navarro, inauguraron el monumento en forma de pebetero en homenaje a las víctimas del Covid-19. Se trata de una iniciativa del alcalde que ha sido apoyada por los tres grupos políticos.

Torrejón de Ardoz, 15 de octubre de 2020. El monumento está situado en uno de los puntos neurálgicos de la ciudad, como es el cruce de la avenida Constitución con la avenida Virgen de Loreto. El lema “Que vuestro recuerdo nunca se apague” está inscrito en una placa situado a los pies del monumento, para expresar la memoria eterna de la ciudad de Torrejón de Ardoz a las vidas que se ha llevado el Covid-19. 

El monumento consiste en un pebetero con una pieza circular de mármol negro de dos metros de diámetro, de donde brota una llama que siempre se mantendrá encendida como homenaje a los fallecidos por la enfermedad.

“Nuestra ciudad tristemente ha sido uno de los epicentros de esta pandemia y muchos torrejoneros y torrejoneras nos hemos visto conmovidos por la pérdida de algún ser querido cercano, bien sea familiar, amigo o un conocido. Esta cercanía a la tragedia de esta enfermedad es lo que nos ha llevado a crear este monumento donde todo aquel que lo deseé puede rendir homenaje a las víctimas del Covid-19”, explicó el alcalde, Ignacio Vázquez.